Cómo mantener tu chimenea de manera adecuada durante los meses de calor

Cada invierno las chimeneas se convierten en nuestras más fieles compañeras de vida, ya que nos permiten estar en nuestro hogar de la forma más agradable y cálida posible. Además, nos facilitan salir del acogedor calor con el que nos atrapa nuestra cama, para así poder empezar el día con más ganas y energía.

Para que esta cumpla dicha función y lo haga como el primer día que nos ayudó a combatir el frío del invierno, es importantísimo su mantenimiento, cuidado y limpieza, la cual, aunque sea una tarea bastante sencilla, requiere de constancia durante sus meses de uso. Pero ¿Qué hacemos con ella cuando no la utilizamos durante los meses de calor?

 

mantenimiento chimeneas

Del mismo modo que en las épocas de frío y uso habitual de este aparato calorífico, es importante seguir, por ejemplo, durante el verano unos cuidados con el fin de mantenerla en perfecto estado y que siga funcionando cuando llegue el momento de necesitarla.

A continuación, desde Chimeneas Sirvent os vamos a dar una serie de tips que os guiarán y ayudarán en el sencillo, pero constante proceso de mantenimiento de vuestra chimenea durante los meses de calor.

Tips para mantener en perfecto estado tu chimenea en la época de calor

Para mantener tu chimenea como nueva en los meses de calor, os vamos a dar una serie de consejos que os harán mejorar en este aspecto.

  • Limpieza de los cristales de la puerta. En aquellas chimeneas cerradas con cristales, cuyo fin es principalmente aportar seguridad en el hogar e impedir que el humo penetre en esta causando suciedad y olor; es necesario llevar a cabo una adecuada y periódica limpieza y revisión para evitar posteriores problemas.
  • Deshollinado. Deshollinar chimeneas consiste en la limpieza periódica del conducto de humos con el fin de quitar el hollín que se acumula en sus paredes. Una acción que se debe hacer continuamente para obtener un buen funcionamiento y, sobre todo, evitar incendios causados por la acumulación de estos restos, que son el resultado de la combustión de la leña. Así, las épocas de calor son las más adecuadas para poder realizar esta tarea y dejar la chimenea preparada para su primer uso cuando llega el frío.
  • Revisar y reparar. Cuando llega el buen tiempo es importante llevar a cabo la tarea de verificar que la chimenea tras sus meses de uso está en perfectas condiciones. Por el contrario, se deberán de reparar todos aquellos daños antes de su puesta en marcha en invierno y, así, prevenir problemas en el momento de su uso y necesidad. Es recomendable que todo este proceso vaya de la mano de un profesional que tiene el conocimiento y las soluciones necesarias para cada problema que se pueda encontrar en vuestra chimenea.

Desde Chimeneas Sirvent os aseguramos que siguiendo estos consejos podréis disfrutar siempre de vuestra chimenea en perfectas condiciones y como el primer día, pues el mantenimiento y la limpieza adecuada de esta os garantizará mantener la calidez en vuestro hogar durante muchos meses de invierno.

Si todavía no tienes una chimenea en tu casa, estás pensando en cuál es la adecuada para tu hogar o tienes dudas sobre su mantenimiento o los productos necesarios para su limpieza; no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Comments are closed

Copyright © 2022 | Todos los derechos reservados. Chimeneas Sirvent
Sitio web desarrollado por TVBGN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies